Impresión fenomenal: Consejos para lograrla de una forma sencilla

Home/Impresión/Impresión fenomenal: Consejos para lograrla de una forma sencilla

Cuando iniciamos en el mundo del diseño, puede que haya un factor fundamental que ignoremos. Lo que vemos en pantalla no se reproduce exactamente igual en el papel. Esto se debe a que las pantallas de las computadoras y los medios impresos son muy diferentes. Normalmente suelen variar los resultados en la resolución y, sobre todo, el color. Para asegurarnos de que la impresión sea lo más cercana posible a la obra digital, aquí te dejamos algunas recomendaciones a tener en cuenta.

Digital vs. Impresión Offset

Sin duda alguna, es un total desastre cuando el trabajo que realizamos y enviamos digitalmente se ve por completo distinto en físico. Es decir que esta variación afecta ampliamente el ámbito laboral –en especial productos donde los colores destacan, como ropa o cosméticos. La única forma de evitar dichos inconvenientes es con una correcta gestión de colores, para ello recomendamos:

Impresion a gran formato linotipia

  • Diferenciar rangos de colores

Claramente, ningún medio, ni digital ni impreso, podrá reproducir a la perfección los colores que son perceptibles para el ojo. Así mismo ningún medio impreso podrá reproducir los colores de un medio digital. Esto se debe a que los monitores están basados en el código RGB (conocido de esta manera por sus siglas en inglés red, green, blue). Mientras que una impresión consta del código CMYK (cyan, magenta, yellow, black). El RGB tiene su base en los tres colores primarios rojo, verde y azul y es un sistema basado en la síntesis aditiva; es decir, que se puede representar cualquier color sumando estos tres. El CMYK o cuadricromía es el más utilizado en las tipografías tradicionales y es un modelo sustractivo.

cmyk impresion

En gran medida, los programas profesionales de diseño nos permiten elegir en cuál modelo trabajar. En algunos casos incluso es posible convertir un archivo RGB a CMYK –Adobe Photoshop y Adobe Illustrator, por ejemplo.

Para conocer un poco más a fondo sobre las tintas CMYK, puedes leer este interesante artículo: Paleta CMYK

  • Ojo en la resolución

Al momento de enviarnos tu diseño no solo es necesario tener clara la medida exacta deseada sino la cantidad de pixeles. Estos son los que constituyen la información de una imagen. Así pues, si una impresión será de de 150lpi –líneas por pulgadas– la imagen debe tener una medida de 300 x 300 pixeles.

  • Ajustar el brillo

Puede parecer una recomendación básica pero es importantísimo ajustar el brillo en nuestros monitores. Asegúrate de que el brillo y el contraste de la pantalla sea el adecuado: ni muy alto, ni muy bajo.  Este debe ser lo más cercano posible al resultado esperado (aunque ya sabemos que no siempre ha de ser exacto). Igualmente, la temperatura de color del monitor también debe tenerse en cuenta ya que influye en los aspectos cálidos y fríos de los colores.

By | 2018-11-06T15:34:14+00:00 noviembre 6th, 2018|Impresión|0 Comments

Deja un Comentario